MundoPetróleo

Distribuidor Oficialdistribuidor oficial de Platts

Ayuda online

Chat Online

¿Necesita ayuda? Haga clic en el botón para iniciar un servicio de chat de ayuda.

Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio en el uso del portal.

Necesitamos su consentimiento expreso sobre nuestra política de cookies para continuar ofreciéndole nuestros servicios.

Publicidad

Repsol prosigue con el recorte su exposición a Venezuela y Libia.

0 comentarios

Compartir:

Internacional |

Repsol ha proseguido en el segundo trimestre del año con el recorte de su exposición patrimonial en Venezuela y Libia, dos de los países de presencia del grupo con riesgo geopolítico, situándola en 393 y 326 millones, respectivamente.

En el caso de Venezuela, país inmerso en una situación de crisis política, económica y social tras la juramentación del presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, el pasado mes de enero, la petrolera ha mantenido en este periodo su estrategia y ha situado a cierre de junio su exposición patrimonial en esos 393 millones de euros, frente a los 436 millones a finales del primer trimestre.

Según señala en su informe de estados financieros del grupo del primer semestre, Repsol ha seguido adoptando las medidas necesarias para continuar su actividad en el país, incluyendo la recepción periódica de crudo en pago de deudas, "con pleno respeto a la normativa internacional de sanciones" y está haciendo un seguimiento "constante" de su evolución y, por tanto, "de los eventuales efectos" que pudieran tener sobre sus actividades.

Debido a la situación en el país, a lo largo de este año se han adoptado nuevas sanciones contra Venezuela, especialmente con la ampliación por Estados Unidos de las sanciones contra PDVSA, incluyéndola en la 'Lista de Nacionales Especialmente Designados y Personas Bloqueadas'. Asimismo, a mediados de abril, también se incluyó en esta lista al Banco Central de Venezuela.

Ello supone una prohibición para operar con PDVSA, el Banco Central de Venezuela o cualquiera de sus sociedades controladas (participación mayor o igual al 50%) y una obligación de bloquear sus activos.

Así, aunque Estados Unidos ha concedido ciertos plazos para facilitar la terminación ordenada de las operaciones mediante el otorgamiento de varias licencias generales, estas nuevas medidas han agravado la situación de crisis del país.

A cierre de 2018, Repsol ya situó su exposición patrimonial en Venezuela en 456 millones de euros, tras recortarla casi un 70% con respecto a los 1.480 millones de euros a que ascendía a finales de 2017.

La petrolera redujo a lo largo de 2018 significativamente su exposición con unos saneamientos de más de 1.000 millones de euros, desde los 1.480 millones de euros con que contaba a cierre de 2017.

Repsol realizó unas provisiones por riesgos o deterioros reversibles de 1.159 millones de euros. En 2017, la partida por deterioros por Venezuela ascendió a 716 millones de euros.

PRESENCIA EN VENEZUELA.

Repsol está presente en Venezuela desde 1993 y actualmente tiene presencia en el país a través de su participación en empresas mixtas de crudo: 40% en Petroquiriquire (bloques Quiriquire, Menegrande, Barúa
Motatán, todos ellos con vigencia hasta 2031) y 11% en Petrocarabobo (bloque Carabobo, con vigencia hasta 2035).

También está presente en empresas licenciatarias de gas: 60% en Quiriquire Gas (vigencia hasta 2027) y 50% en Cardón IV (vigencia hasta 2036).

Todas estas inversiones del grupo se contabilizan por el método de la participación, siendo el dólar americano su moneda funcional, excepto en el caso de Quiriquire Gas, en el que el bolívar es la moneda de referencia de sus ingresos y gastos operativos.

En el caso de Libia, el país está inmerso en la incertidumbre sobre su futuro político tras los enfrentamientos por el control de Trípoli entre la LNA (Libyan National Army) del General Haftar y los efectivos leales al GNA (Gobierno establecido oficialmente en Trípoli y respaldado por Naciones Unidas).

Esta situación afecta a las perspectivas de su industria petrolera, si bien, actualmente, el país ha recuperado parte de su producción de petróleo y sus exportaciones. No obstante, la petrolera ha situado su exposición patrimonial en Libia a 30 de junio en unos 326 millones de euros (incluyendo fundamentalmente el inmovilizado material a dicha fecha).

ARGELIA Y VIETNAM.

Otro de los países considerados con riesgo geopolítico por la petrolera es Argelia, donde considera que, dado el carácter pacífico de las protestas en el país que propició la dimisión del presidente Abdelaziz Buteflika, "no se esperan impactos a nivel operacional en las actividades de la industria del 'Oil&Gas', más allá de una posible ralentización en el proceso de toma de decisiones como consecuencia de la probable reorganización institucional".

A pesar de ello, el grupo presidido por Antonio Brufau también ha recortado su exposición patrimonial en el país africano a unos 801 millones de euros, frente a los 834 millones de euros a cierre de marzo.

En el caso de Vietnam, donde posee derechos mineros sobre trece bloques, la exposición patrimonial de Repsol en Vietnam a 30 de junio asciende a unos 906 millones de euros, existiendo compromisos adicionales relacionados con la inversión en estas áreas.

En marzo, el grupo recibió instrucciones de PetroVietnam para que, por el momento, no continuara con la ejecución de las actividades programadas para el proyecto de desarrollo Ca Rong Do, ubicado en el mar del sur de China, y desde julio de 2017 se cesaron las actividades de perforación en otros bloques, también localizados en el mar del sur de China.

Repsol señala que el alcance de la suspensión de las actividades todavía no se ha determinado y que está trabajando con PetroVietnam para encontrar fórmulas de actuación que "satisfagan los intereses de ambas partes y que permitan alcanzar una solución amigable a este conflicto".

No obstante, la petrolera ha iniciado la vía arbitral en defensa de sus derechos y considera que tiene "sólidos fundamentos legales" para reclamar ser compensado por los perjuicios que se pudieran derivar de esta situación, así como buenas perspectivas de éxito, tanto en la reclamación como en la recuperación de los daños.

BREXIT.

Mientras, en lo que se refiere al 'Brexit', Repsol no ve que la actual situación, con el rechazo del Parlamento del Reino Unido al acuerdo de salida con la UE y la dimisión como primera ministra de Theresa May, que incrementan el riesgo de que se produzca una salida abrupta, suponga, incluso en los más ácidos escenarios, "riesgos significativos".

La exposición del grupo en Reino Unido se limita fundamentalmente a su participación en Repsol Sinopec Resources UK (RSRUK), cuya actividad de exploración y producción de hidrocarburos se encuentra en una etapa madura y cuya moneda funcional es el dólar.

Europa Press.

¿Le pareció interesante esta noticia? Si No Grado de interés: 0


0 comentarios

Dejar un comentario







Aviso

Por favor, sea respetuoso y no escriba comentarios ofensivos o injuriosos. El webmaster o administrador se reserva el derecho de modificar o eliminar comentarios que puedan resultar fuera de lugar.