MundoPetróleo

Distribuidor Oficialdistribuidor oficial de Platts

Ayuda online

Chat Online

¿Necesita ayuda? Haga clic en el botón para iniciar un servicio de chat de ayuda.

Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio en el uso del portal.

Necesitamos su consentimiento expreso sobre nuestra política de cookies para continuar ofreciéndole nuestros servicios.

Gasóleo: ese oscuro objeto de deseo

Julio Benito Sánchez

Julio Benito Sánchez

Julio Benito, Asesores Sector Energético, S.L.

Julio Benito Sánchez es Asesor legal y Tributario del Sector Energético.

Compartir:

enviar por email

Decía y repetía constantemente un viejo conocido, y con el tiempo compruebo que no le faltaba razón, que "es más peligroso un litro de gasóleo que un billete de 5.000 pesetas". Me pregunto por qué engancha tanto este hidrocarburo, un producto que no tiene efectos alucinógenos, pero que atrae sobremanera a propios y a extraños.

Sin duda la crisis es la causante de que desde hace algunos años hayan proliferado los robos del gasóleo contenido en los depósitos de camiones, así como en depósitos de instalaciones de consumo propio ya sea de empresas transportistas o de agricultores. Inciso: atención a los robos de gasóleo bonificado en instalaciones agrícolas, porque estos tienen otras connotaciones, aquí señores, con Hacienda hemos topado¡¡.

Pero una cosa es robar unos litros de gasóleo para consumo propio, y no justifico el hecho, y otra distinta es robarlos, incluso de manera organizada, para revenderlos a particulares y empresarios, como podemos leer en algunas informaciones, a un euro el litro. Al menos éstos, aparentemente, algunos pensarán, no parece que lo adulteren -por el momento- con aceites u otro tipo de productos para aumentar su volumen, pero no desesperemos, lamentablemente todo llegará ..., y es que la picaresca no tiene límites.

Sin embargo, la noticia que me ha inspirado para escribir este breve artículo es la que recientemente publicó la Tribuna de Toledo haciéndose eco de la detención de un ciudadano que tenía escondidos 750 litros de gasóleo robado entre las tumbas de un cementerio. Pero bueno, cuándo dejaremos que los muertos descansen en paz ??; acaso no hay sitios tan propios e idóneos como los cementerios para ocultar gasóleo ??

El caso es que hasta a la Agencia Tributaria "le pone" la relación entre el gasóleo y los fallecidos y por eso está estrujando las posibilidades de su programa Zújar que, entre otras, detecta los contribuyentes que han fallecido. En mi opinión, y sin entrar a valorar otras cuestiones, si realizaran un análisis serio y honesto de los supuestos suministros de gasóleo bonificado a fallecidos, evitarían el sin sentido de matar moscas a cañonazos y perjudicar per se a los empresarios del sector, pero bueno, recaudar por recaudar es lo que tiene, y como tampoco parece muy evidente que el sector haya puesto el grito en el cielo por esta cuestión, pues nos va como así nos va...

Volviendo al tema que nos ocupa, que sí, que el gasóleo va a resultar que es muy peligroso, y no tanto por sus características técnicas como mercancía peligrosa e inflamable, si no por su poder de seducción. Tan es así que recientemente hemos conocido algunos detalles de la macro operación en toda España por fraude de gasóleo que se ha saldado con más de un centenar de detenidos, y que si bien no nos sorprende a quienes llevamos muchos años en el sector, si que llama la atención por su alcance; es como si de repente, desde hace no obstante algún tiempo, alguien, con acierto, hubiera decidido iniciar una limpieza de los bajos fondos del sector, acción necesaria y que no debe ser más que bienvenida y aplaudida por todos.

En fin, salvo actualización de la moneda, continúa siendo válido lo que decía mi viejo conocido en el sentido de que "es más peligroso un litro de gasóleo que un billete de 5.000 pesetas".

Julio Benito Sánchez
j.benito@juben.es
www.juben.es
@JubenAsesores