MundoPetróleo

Distribuidor Oficialdistribuidor oficial de Platts

Ayuda online

Chat Online

¿Necesita ayuda? Haga clic en el botón para iniciar un servicio de chat de ayuda.

Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio en el uso del portal.

Necesitamos su consentimiento expreso sobre nuestra política de cookies para continuar ofreciéndole nuestros servicios.

Publicidad

Irán asegura que ya ha vendido el petróleo del carguero apresado en Gibraltar.

0 comentarios

Compartir:

Internacional |

Irán ha vendido ya el petróleo que transportaba el carguero 'Adrian Darya', retenido durante más de un mes en Gibraltar, aunque sus autoridades no han aclarado quién es el comprador de un polémico suministro que generó dudas en cuanto a su posible destino.

Gibraltar retuvo el 4 de julio el barco --entonces llamado 'Grace 1'-- bajo la sospecha de que se dirigía a Siria, lo que supondría una violación del embargo impuesto por la Unión Europea. Finalmente, y a pesar de los intentos de Estados Unidos por bloquearlo, el 'Adrian Darya' zarpó el 18 de agosto.

Un portavoz del Gobierno iraní, Ali Rabiei, ha confirmado este lunes la venta del crudo sin aclarar a quién, según la agencia de noticias IRIB. "Ahora, el propietario y el comprador del petróleo decidirán el destino del carguero", ha explicado Rabiei. A bordo hay la cantidad equivalente a dos millones de barriles.

Los datos de Refinitiv Eikon sitúan al barco al sur de Grecia, un país que ya ha advertido de que no cederá ninguno de sus puertos para el atraque. El registro no muestra Turquía como nuevo destino, a pesar de que así se apuntó durante el fin de semana, por lo que persiste la incógnita al respecto.

EUROPA PRESS

¿Le pareció interesante esta noticia? Si No Grado de interés: 0


0 comentarios

Dejar un comentario







Aviso

Por favor, sea respetuoso y no escriba comentarios ofensivos o injuriosos. El webmaster o administrador se reserva el derecho de modificar o eliminar comentarios que puedan resultar fuera de lugar.