MundoPetróleo

Distribuidor Oficialdistribuidor oficial de Platts

Ayuda online

Chat Online

¿Necesita ayuda? Haga clic en el botón para iniciar un servicio de chat de ayuda.

Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio en el uso del portal.

Necesitamos su consentimiento expreso sobre nuestra política de cookies para continuar ofreciéndole nuestros servicios.

Los suministros directos en el Impuesto sobre Hidrocarburos

Jordi Porcel Gomila

Jordi Porcel Gomila

FIDE. Asesores Legales y tributarios

Jordi Porcel Gomila es abogado en el Departamento Jurídico de FIDE, Asesores Legales y Tributarios

Compartir:

SE PRESCINDE DEL TRAYECTO FÍSICO DEL PRODUCTO HASTA EL ALMACÉN FISCAL

El apartado 15 del artículo 1 del Reglamento de los Impuestos Especiales define los suministros directos la circulación, en el ámbito exclusivamente interno, fuera del régimen suspensivo, de productos objeto de los impuestos especiales que se han beneficiado de una exención o de la aplicación de un tipo reducido en razón de su destino, hasta un lugar de entrega autorizado por las autoridades competentes.

En la práctica, constituye una modalidad del sistema de ventas en ruta pero que permite el suministro de forma directa desde fábrica o depósito fiscal hasta el consumidor final, sin la necesidad de tener que pasar por un almacén fiscal de hidrocarburos.

Por tanto, elimina el trayecto desde la fábrica o depósito fiscal hasta el almacén fiscal. No obstante, ello no implica una reducción de los formalismos inherentes a este tipo de circulación interna. Así, el apartado 4 del artículo 27 del Reglamento establece que la fábrica o el depósito fiscal emitirá un documento administrativo electrónico en el que figure como destinatario el almacén fiscal desde el que se van a realizar las entregas de productos, al igual que las ventas en ruta.

Sin embargo, en los suministros directos, el vehículo que recepcione los productos deberá estar dotado de los medios técnicos necesarios para la emisión del certificado de recepción y la transmisión del documento administrativo electrónico a la contabilidad de existencias del almacén fiscal. Una vez realizada la transmisión y con la justificación informática del asiento de cargo en la contabilidad del almacén fiscal, podrán realizarse los suministros directos por medio de las notas de entrega emitidas por el sistema informático del vehículo.

Por tanto, se prescinde del trayecto físico del producto hasta el almacén fiscal, hecho que no elude el control contable del mismo en un establecimiento en el cual no se recepciona físicamente el producto sujeto.

Jordi Porcel Gomila
Departamento Jurídico
FIDE Asesores Legales y Tributarios